Regresé a mi primaria y secundaria!!!

Tenía que entregar 6 fotos tamaño infantil, y mi hermano también, Para qué? quien sabe!

Traía yo muchas fotos tamaño infantil en mi cartera, pero todas eran diferentes. Mi hermano ya se había tomado las suyas y me iba a llevar a haccer las mías, pero el camión donde estábamos se iba y se llevaba mi mochila! (con mi cartera, tarjetas y todo dentro).

Entonces llegábamos a una tiendita y había un taller donde Armando Vega estaba imrpimiendo unas cosas en un pulpo para serigrafía. Me decía que le diera una foto en bn, sacaba unos negativos para un bitono, y me empezaba a imprimir mis fotos en bitonos, en serigrafía! jaja

Quedaban bien padres!

Nos íbamos a la UPA (era mi rpimaria) y andábamos en patines por los pasillos! había muchísimos niños! Y pasábamos para la parte de abajo donde era la secundaria y ahí ya no había gente. En el pasillo veía a mi hermano y le decía que iba a entregar las fotos. Llegué a la coordinación, y estaba ahí la maestra Chayito! (era mi orientadora) y me daba un montón de gusto verla! A ella también, y platicábamos mucho de como estábamos, cuántos años teníamos, que había pasado en todos esos años. Le preguntaba por Leo (es su hermanosy fué mi maestro de mates en la prepa, yo era su “consen”, jeje). Me decía que bien, que seguía dando clases… ahh, era lindo volver a esa escuela.

Y luego iba a una tienda donde había una niña, que le decías.. quiero un boing! y en una maquina bajaba todos los boings que habían!, de frutas! y subia los que no eran de frutas, y asi hacía una rara selección hasta que solo quedaba el que querías.

Era navidad. Yo me iba a la casa de la niña de los refrescos, porque no tenía a donde ir. Estaba su papá en casa, y tenían un perro igualito a Titán. Todos me decían que la niña era igualita a su mamá. Ahi me bañaba, me cambiaba y m regalaban otra mochila. De repente sonaba mi cel y era mi tia preguntándome dónde estaba y me decía que me podía ir a quedar a su casa, yo le decía que estaba con una amiga. Luego salíamos a pasear al perro, llegaba la mamá de la niña y nos ibamos los 4 a la calle. Resultaba que vivían en la misma calle de mi abuela. Llegábamos a mi casa, les presentaba a titán, que era igual al suyo. Yo preguntaba por mi mamá y me decía mi abue que no estaba, entonces me despedía y se iban. Yo entraba a la casa y estaba llena de cosas de navidad, mi abue estaba preparando la cena y en la sala había montón de cosas para hacer figuritas como de masa de azúcar, yo quería hacerlas también.

Y entonces… comenzó a ladrar como desesperado Titán y me despertó… jeje

Anuncios