Me está gustando venir a escribir lo que sueño. De alguna forma he recuperado las ganas de venir a escribir en un blog. Me despierto, hago un poquito de memoria y vengo a contarlo. A veces salen historias completas y cohrentes, otras veces sólo puedo escribir frases aisladas y que tal vez no tienen que ver mucho unas con otras, pero mi objetivo se cumple, no pienso escribir grandes historias sino lo poco o mucho de lo que me acuerde de mi sueño de cada noche.

Hoy ví un árbol de habas. Ya sé que las habas no se dan en árboles sino en arbustitos, en pequeñas varitas que no crecen más de un metro, pero yo veía un ARBOL! con la misma forma alargada y las vainas colgando de sus lados pero enoooorme! jaja

Y también una especie de alberca-juego-mar donde mi prima y yo dábamos vueltas y había miles de cosas girando con nosotros, aunque algunas eran grandes objetos de metal (como los carritos de las tazas locas de una feria) que tambien iban y venían en el agua, y a mi me daba mucho miedo que nos golpearan, cosa que a mi prima no le preocupaba, decía que nunca nos iban a golpear, pero en una vuelta donde veía la “orilla” la jalaba y nos íbamos hacia allá. Entonces era como la orilla del mar, con arenita, pero en ves de piedritas y conchitas había objetos de lo más variados, bueno como “piedritas” transparentes con cositas dentro, yo levantaba una que tenía un pinguino! era como una gemita con piedritas en forma de pinguino dentro 😛

Y luego, recuerdo que me peleaba con mi tía por teléfono. Mi mamá me daba una chamarra al salir de la casa, pero resultaba que en la chamarra se había quedado un teléfono celular de alguien, y entonces mi tía marcaba y marcaba para que regresara a la casa, y cuando le contestaba me empezaba a regañar pero yo no me dejaba y le contestaba también. Al final lelgaba a la casa y resultaba que ahbía un “grupo” de rock o algo así ensayando. Les regresaba el teléfono y me metía a un baño, pero la puerta no cerraba bien y había niños afuera de metiches. Me salía enojada y me iba a buscar otra casa, ahi aparecía una amiga que hace mucho no veo, y resultaba que vivía en la privada donde yo viví de chiquita, pero en lacasa 7, (la de mis papás era la casa 9). Y ya, en su casa podía tranquilamente entrar al baño.

Nuevamente alguno de todos los escenarios que vi anoche, era Joco.

Anuncios