El sueño de ayer fué también en lo que se supone era Joco. (Creo que tengo ganas de ir! jaja)

En la calle de entrada había un terreno, entre baldío y construído pero ahi estaba yo, con más personas. Amigos? primos? no se. Sólo me acuerdo de la cara de una chava, que se me hace conocida pero no se de donde.

Nos aventaban, o caían, o llegaban no se de donde, paquetes de sábanas de colores, muchas, y nosotros teníamos que recogerlas y acomodarlas como en una camioneta. Y así estábamos un rato. Mientras recogíamos las sábanas, jugábamos con tres balones de basquet bol, uno chiquitito, uno de tamaño normal, y uno grandote como de mi tamaño, ja!

Luego nos íbamos a una especie de cantina, o restaurante, donde había un juego de bingo raro. Teníamos cartas con números y íbamos poniéndole frijolitos a los que iban cantando. Yo no le entendía bien al señor que los cantaba, y entre la voz rara de él, y mi abuelita que se me atravesaba en la mesa para poner sus frijolitos, siempre me ganaban.

La chava de la que hablaba hace ratito me tiraba la onda, pero yo no le hacía caso. Y entonces ella se iba con otro de los muchachos que estaban ahi.

Y desperté con una canción pegada: “Isis” de Leti Servín.

“Me dijo te fuiste, yo le dije aqui estoy ahora, me dijo dónde estuviste? yo le dije, por ahi…”

Anuncios